Los sospechosos comunes de los errores en la sección cuantitativa


gmat testExisten unos cuantos tipos de respuestas incorrectas en el GMAT y algunos seguramente te enojan más que otros. Algunas preguntas son difíciles y parece que es imposible resolverlas. Luego están las que te causan frustración, pero al final te vencen.

Los peores errores sin embargo, son aquellos en que tú mismo te vences, aquellos que sabías cómo resolver pero que aún así cometiste errores tontos. Esos son los puntos que te pertenecían pero que los devolviste por no prestar atención.

Contestar la pregunta equivocada

Si una pregunta dice “¿cuántos galones quedan en un balde luego de que se saca el 40%? o ” Si x+y=7 y x-y=1 ¿cuál es el valor de y? Tu primer impulso sería resolver primero el número de galones que se sacaron o el valor de x, con lo cual terminarás con una respuesta que encaja con una de las opciones, pero esa es la respuesta correcta a la pregunta equivocada. Cuando hay dos variables o entidades en un problema, o cuando se requiere de muchos pasos para resolver algo, casi siempre hay una respuesta incorrecta que coincide con la otra variable.

Antes de que envíes tu respuesta, revisa dos veces y asegúrate que es la respuesta a la pregunta apropiada.

Olvidar considerar números “únicos”

Particularmente en Data Sufficiency, los números estándares como 2,3,4, etc, reaccionarán de una manera, pero en números menos obvios como fracciones, negativos y el cero reaccionarán de forma diferente. A menudo, en tu prisa por responder, olvidas considerar un tipo de número que podría cambiar la respuesta completamente.

Por ejemplo: Es x > 3? y tienes la información de que x2=25 , tal vez pienses que x = 5, pero qué tal si es -5? Eso es menos obvio y tu mente no está calibrada para pensar en números negativos, pero eso cambia la respuesta, tal como x2=25, no sabemos si x es más grande que 3.

Pensar que “no” significa “no es suficiente”

En Data Sufficiency deberás determinar cuándo tienes suficiente información (cuando la información es suficiente) para responder una pregunta. Pero tu cerebro, que está más acostumbrado a los tests estandarizados, está calibrado para un proceso de eliminación, cuando la información no es suficiente para dar un “no” como respuesta directa, es probable que se te crucen los cables y que elimines esa respuesta.

Por ejemplo: ¿Es x un número primo? y se te da la información “x = 17! + 51” debes ver que tienes suficiente información para contestar la respuesta con “no”, ya que cuando sumas ambos términos, los dos son múltiplos de 17, entonces x sería múltiplo de 17, entonces no es un número primo…así que NO” cuando en realidad no tienes suficiente información.

Tu trabajo es determinar si la información es suficiente, no si la respuesta es SI.

Estos son los más comunes en la gran familia de los errores, aunque cada persona tiene sus propios puntos ciegos, así que debes esforzarte por eliminarlos. En gran parte, el éxito que tengas en el GMAT no dependerá de que aprendas meas cosas, sino que protejas los puntos que te pertenecen y no regalarlos por errores tontos.